domingo, mayo 28, 2006

Una breve historia de casi todo...

Bajo estas líneas, la introducción de Una breve historia de casi todo, de Bill Bryson, una obra que trata, como su nombre indica, casi todas las cuestiones científicas que siempre se ha preguntado el hombre, y lo hace desde un punto de vista divulgativo, pero muy ameno, sin tecnicismos y fácilmente comprensible por todos. La verdad es que es muy entretenido.

"Bienvenido. Y felicidades. Estoy encantado de que pudieses conseguirlo. Llegar hasta aquí no fue fácil. Lo sé. Y hasta sospecho que fue algo más difícil de lo que tú crees.
En primer lugar, para que estés ahora aquí, tuvieron que agruparse de algún modo, de una forma compleja y extrañamente servicial, trillones de átomos errantes. Es una disposición tan especializada y tan particular que nunca se ha intentado antes y que sólo existirá una vez.
Durante los próximos muchos años - tenemos esa esperanza-, estas pequeñas partículas participarán sin queja en todos los miles de millones de habilidosas tareas cooperativas necesarias para mantenerse intacto y permitir que experimentes ese estado tan agradable, pero tan a menudo infravalorado, que se llama existencia.
Por qué se tomaron esta molestia los átomos es todo un enigma. Ser tú no es una experiencia gratificante a nivel atómico. Pese a toda su devota atención , tus átomos no se preocupan en realidad por ti, de hecho ni siquiera saben que estás ahí. Ni siquiera saben que ellos están ahí. Son, después de todo, partículas ciegas, que además no están vivas. (Resulta un tanto fascinante pensar que si tú mismo te fueses deshaciendo con unas pinzas, átomo a átomo, lo que producirías sería un montón de fino polvo atómico, nada del cual habría estado nunca vivo pero todo él habría sido en otro tiempo tú.) Sin embargo, por la razón que sea, durante el periodo de tu existencia, tus átomos responderán a un único impulso riguroso: que tú sigas siendo tú.
La mala noticia es que los átomos son inconstantes y su tiempo de devota dedicación es fugaz, muy fugaz. Incluso una vida humana larga sólo suma unas 650.000 horas y, cuando se avista ese modesto límite, o en algún otro punto próximo, por razones desconocidas, tus átomos te dan por terminado. Entonces se dispersan silenciosamente y se van a ser otras cosas. Y se acabó todo para ti.
De todos modos, debes alegrarte de que suceda(...)Se trata de algo decididamente raro porque, los átomos que tan generosa y amablemente se agrupan para formar cosas vivas en la Tierra, son exactamente los mismos átomos que se niegan a hacerlo en otras partes..."

13 comentarios:

Jose dijo...

Umhhh... Tiene pinta de ser interesante.

Polo dijo...

A mí me encantó este libro... es (bastante) largo y creo que es difícil de leer de un solo tirón, pero es perfecto para ir leyendo poco a poco, en los ratos muertos del metro o lo que sea... se hace ameno y entretiene mucho.

Mystery-Man dijo...

a mi me gustan este tipo de libros, es como el de breve histopria del tiempo.
otro que me pareciuo similar fue el de "las reglas del juego" de Jose Luis Pardo, que basicamente expone nos muestra la naturaleza humana a traves de la filosofia.

tratare de buscar este libro (ojala ya este en los libros de bolsillo que ando corto de pelas xD)

TONET dijo...

Hola masa molecular! me encanta tu coleccion de atomos que genera tu cerebro..jajajaja
Este libro es mu interesante, aunque tristemente no responde a las incognitas de la vida.

leodegundia dijo...

Los libros que hablan sobre la ciencia no son mis preferidos, así que este libro que citas lo más seguro es que no llegue a mi biblioteca, de todas formas es bueno conocer un poco de todo.
Un abrazo

Martha dijo...

Ufff...pues esta vez no has dado con mis gustos...jeje! Eso de los átomos y temas científicos varios se lo dejo para quien lo entienda...que yo soy más de letras el diccionario...jajaja!


Besitos guapa!

Ah! y enhorabuena por ese séptimo puesto en el concurso de frickis!jeje!

julio dijo...

Desde luego el ser humano, somos una maravilla de la naturaleza. Y a eso súmale nuestra capacidad, de pensar, de amar.... ¿De dónde saldrá esto último?

Un abrazo

monocamy dijo...

Ésta es una de las grandes paradojas del mundo moderno del siglo XXI: estamos más evolucionados filosófica, social, cultural y tecnológicamente que nunca... y seguimos sin saber nada. Esto no significa que la única lectura sea negativa. Tenemos mucho que aprender, se avecina un futuro apasionante.... en el que no estaréeeeeee agggggg (hombre, unos añitos aún sí ¿no? pero me voy a perder la era espacial, caguntó).

:P

Te mando un beso atómico. Avisa por ahí, para que se aparten :D

Azrrael dijo...

Dios mío!! Yo de esto no entiendo ná de ná :-S

nina dijo...

Los libros de ciencia me gustan pero tienen que ser muy puntuales, me gustan más los de arte y literatura. Besos Nina

Gemuina dijo...

Hola,
a mí de ciencia si captan mi atención el resumen de la contraportada allá que voy :S
Besos

*Blue*Princess* dijo...

no me gustan los libros asi pero para todo hay una primera vez!

Azusa dijo...

Jose, de momento lo es, pero a veces se hace un poquín pesado.

Polo, de acuerdo totalmente.

Mystery-Man, no he leído ninguno, pero aunque la filosofía me gusta, los libros que tratan de ella, no, no sé por qué, quizás porque a veces la moralina me resulta demasiado aburrida (veáse El Alquimista de Coelho, no puedo con él)

Tonet, qué cosas más bonitas dices, jajaja

Leo, tampoco suelen ser los míos, pero hay curiosidades científicas que me resultan tremendamente apasionantes.

Martha, gracias por lo del concurso friki, jejeje

Julio, difícil, pero supongo que de la evolución...

Monocamy, tanto como no saber nada, algo sí, oye, poquito, pero algo es...

Azrrael, yo tampoco, pero te lo pone fácil

Nina, supongo que a mí depende del día, también suelo leer más literatura, pero la ciencia tiene algo que me llama mucho la atención...

Gemu, pero tú eres nuestra matemática experta, y por eso te admiramos, niña

Blue Princess, verdad? un besote