viernes, septiembre 29, 2006

Noticias del corazón...

Presumiblemente este post pudiera contar una historia de amor, una historia curiosa, igual y diferente a muchas otras, especial o vulgar, no lo sé, pero me ha parecido original.
Bien, comencemos el relato de la historia pues.

Ya os he comentado mi afición a poner la oreja en conversaciones ajenas en el metro y el bus. Pues bien, mi instinto cotilla a veces va más allá y también osa entrometerse en conversaciones en plena calle.

Hace un mes más o menos, en mi hora de la comida (tengo de 2 a 4 de la tarde para comer) me fui no recuerdo por qué zona a pasear después de haber comido. Suelo caminar un rato, mirar escaparates hasta que decido volver al trabajo o hasta que se me hace la hora y no me queda otra. Estaba esperando a que el semáforo cambiara para cruzar mi paso de cebra. Era uno de estos que tardan muchísimo, tanto que me dio tiempo a insmiscuir mi instinto cotilla en la conversación de al lado. Él iba en bicicleta, tendría cerca de los 50, el pelo largo sujeto con una coleta y aspecto de indio. Ella, el pelo corto y teñido de rojo, española, y también de más de 40. Él le había dicho algún piropo y ella se paró a hablar con él con bastante soltura. Deducí que se acababan de conocer por la conversación. Él le ofreció ir a tomar algo y ella se lo pensó un poco pero aceptó poniéndo una expresión algo así como: "Qué demonios, no tengo nada que perder"

Hoy volvía al trabajo de mi hora de la comida y vi una pareja que me resultó extrañamente familiar sentada en un banco. A él lo he reconocido nada más verle como el de la tienda de alquiler de bicicletas que hay aquí abajo... De hecho, siempre que lo veía me resultaba conocido y no sabía de qué.

Pero al verlo con ella, he recordado la pareja que se conoció hace más de un mes, mientras yo esperaba que el semáforo se pusiera en verde. Y claro que eran los mismos. Por lo menos puedo deducir que de aquel día se formó una bonita amistad, y quiero creer que algo más. Vamos, de esto también se puede deducir que soy una "maru" de primera, claro está.

Hasta pronto, corazones, jajaja...

14 comentarios:

wave dijo...

Jajajaj que bonito, se respira amor en el ambiente jejejej

Polo dijo...

pues sí que parece una historia sacada de una película... seguro que ahora dejarás de verlos algún tiempo por alguna pelea insustancial que no servirá más que para demostrar que no pueden vivir el uno sin el otro, y luego ya no se separarán más.

No, espera... creo que esos eran Tom Hanks y Meg Ryan en... una de esas pelis que siempre hacían juntos...

kencho dijo...

el esta viudo y tiene un hijo. y ella, nunca se casó, y hace dos años que lo dejó con un petardo insoportable...

la duda corroe. investiga azusa, queremos nombres, dirección, profesión de ella... etc etc.

¿por que las mujeres se quedan a ver el final de las peliculas porno?

para saber si al final se casan..

.
.
.
no sabía nada mejor

Jose dijo...

Ains!!! Nos has salido una cotilla en potencia eh!! Habrase visto.

En fin, que si acaso te enteras que se casan y tal, les puedes contar la historia y decir que tu estabas presente cuanto se conocieron.

Para que te hagan la madrina y eso. A ver si a estos no les dejas tirados... :p

David dijo...

Jajaja. Ya te vale... En fin, tiene pinta de historia bonita. Además, me gusta pensar que estas cosas pasan, y es más, me gustan los finales felices, así que genial tu historia.

monocamy dijo...

Bueno, si el destino se había empeñado en que se conocieran, habría pasado igual, si no en una calle, tal vez en un chat :P

Muy habitual no es que se pare una dama a charlar cuando alguien le ha echado un piropo (¿o sí?) así que tuvo que decirle algo muy chulo, con orquídeas de por medio y todo :P

¿De eso no te enteraste? pero chiquilla, si es la esencia y motivo de la unión y encuentro!! hay que saber qué le dijo a la mujé. ¡QUEREMOS SABER!

:D

¿Qué tal todo, por cierto? Un besito te dejo, hala

:*** muass!

Azena dijo...

¡qué historia tan bonita!

tú sigue cotilleando y luego nos cuentas...

un beso

pijomad dijo...

a cualquiera le puede tocar-- ¿en un semáforo??? jejej

julio dijo...

A mí tambien me gusta enterarme a veces de lo que pueden decir en algún momento, pero mi oido solo me permite oir a esos que van hablando solos y en voz alta por la calle. Los hay muy salaos.
Un abrazo

LaIsla dijo...

Anda, que historia más bonita !! Si es que en el fondo todavía queda gente buena, no todos los 'desconocidos' son siempre malas personas...
Si te enteras de algo más, sabes que nos gustará saberlo....jejeje!
Besos!

MiSoJoS dijo...

donde menos te lo esperes, alli surgira algo...

en un semaforo, porque no??

a mi la ultima fue en una noche de fiesta de un pueblo, que estuve apunto de decir a mi amiga que no salia...y al final sali pero me salio rana...bueno me salio hace poco de otra relacion...

y esta aparenciendo alguien pero no se...quien sabe no???

eso si lo que me ha salido es mañana dos entrevistas en madrid, una por la mañana y otra por la tarde..

besos

*Blue*Princess* dijo...

amor , amor

Sandía dijo...

Oye, q bueno, pero eso es poco frecuente, no? No hay muchas situaciones con gente tan echada pa'lante en los dos casos.
Confieso, yo tb pongo la orejina.

Anónimo dijo...

MARUJATOR II, La Venganza. Jajaja Pero no me extraña la verdad, tenías toda la pinta de ser una de las nuestras XD