jueves, mayo 03, 2007

Los pedantes son idiotas

El domingo pasado estuvimos en las cuevas de Valporquero, en León. Simplemente son impresionantes. Las formaciones de estalactitas, estalagmitas y columnas me dejaron con la boca abierta. El guía nos explicó que una de las salas estaba cerrada al público desde hace dos años pues estas formaciones se encontraban tan al alcance de la mano que la gente no tenía otra cosa mejor que hacer que llevarse la puntita. Teniendo en cuenta que, aproximadamente se tardan unos 70 años en formarse 1 cm2 de estalactita (depende de muchos factores, pero es por hacer una media), la gente es imbécil. Y los peores son los que sabiéndolo lo siguen haciendo. El ser humano es estúpido porque sí, lo demostramos cargándonos el planeta en apenas 200 años (de acuerdo con que hace mucho más tiempo que habíamos empezado a hacerlo, pero hay que tener en cuenta la enorme destrucción que se ha llevado a cabo desde la industrialización)
Y lo peor es que el ser humano se cree importante, el Rey de la Creación, como no ha dudado en llamarnos la Iglesia. Simplemente observando esas enormes estalactitas, me vi pequeña, minúscula... La naturaleza es capaz de hacer cosas impresionantes sin nuestra ayuda. Y no hablemos si te pones a mirar aún más allá, a la escala de planetas, galaxias o el Universo. Somos menos que una mota de polvo. Quizás por todo esto no soporto a los pedantes. Somos nada, tú, yo, el Rey, Michael Jackson, Hitler, en realidad no importamos nada, todos somos nada. Todos moriremos y a gran escal, o a enorme escala más bien, no importará nada que hayamos existido.
Hace poco leí un libro sobre Darwin, aparte de sus muchos logros, era capaz de enormes proporciones en el tiempo, no sólo en siglos, sino en milenios e incluso en eras. Simplemente sería hacer lo mismo pero a nivel de tamaños. Compárate con el sistema solar, por ejemplo, siempre saldrás perdiendo.
Quizás por esto suelo ser optimista, aunque resulte raro, pues lo que acabo de decir no parece precisamente ser algo que te pueda subir la moral fácilmente. Como dijo una vez Pablo Motos, cuando me ocurre algo malo, cuando tengo un problema me consuela pensar que voy a morir. Parece raro, pero le veo toda la razón. Nada parece importante comparado con eso. Si voy a morir y sigo adelante, ese problema es ridículo comparado con la muerte.
Yo iría más allá, el Universo, todo lo que nos rodea es tan inmenso, tan importante, somos unas minúsculas motas de polvo a su lado. Por eso, todo me da igual, por eso nada tiene la importancia que le damos. Y por eso, no merece la pena ni creerse más que nadie (porque no somos nada) ni preocuparse por problemas minúsculos.

13 comentarios:

Osukaru dijo...

Somos la cosa más insignificante y con más mala leche de toda la galaxía conocida y la que queda por descubrir.

De verdad hay momentos en que creo que debería reventar todo e irnos a tomar por culo o que vengan unos extraterrestres peores que nosotros y se nos ventilen por las buenas. En plan Mars Attacks!!. Mujajajajaja!!!

Au!

Polo dijo...

Además es inútil intentar convencer a la gente que se lleva estalacticas de que no lo haga, te dirán que "total por una", que "cómo te pones", que "no tiene ninguna importancia"... realmente a veces la gente no se da cuenta que muchos pequeños destrozos se terminan convirtiendo en uno muy muy grande.

Sandía dijo...

Me alegro de que te gustaran las cuevas de mi tierra. La gente tiene esas cosas estúpidas y todos pagamos por ellos. No abunda la gente con cerebro, este es un mundo de zombis fashion envidiosos y sin educación (por resumir).
Un besín.

Jose dijo...

Yo recuerdo que en el pueblo de mis abuelos, en verano, algunas noches salia a mirar las estrellas lejos de las luces de la ciudad. No tenia ni idea de cual es cual y eso... pero recordaba lo lejos que estaban, las distancias etc, y me pasaba eso, me daba la impresion de ser tan insignificante!

Pero era una sensacion que me gustaba, me molaba setirme poco mas que una hormiga en este mundo. Puede que fuera eso, que le restaba importancia a todo.

A ver si vuelvo alguna noche por alli...

Eva dijo...

El arma de destrucción masiva más peligrosa que existe a nivel mundial es el ser humano. Lo que tú cuentas, es insignificante comparado a las burradas que por el mundo todos los días se cometen (aunque no menos importante). Despues de tener constancia de como desaparecía un coral entero de los más hermosos del mundo por subir un grado la temperatura del mar, creo que ya nada me va a sorprender en cuanto destrucción del medio ambiente se refiere, comento esto por poner un ejemplo, porque podría poner más de mil.Lo ideal sería volver a la prehistoria; con un tanga y un hacha tendríamos más que suficiente con preocuparnos por buscar comida y no perder el tiempo cortando cachos de estalagmitas, al fin y al cabo seguimos siendo igual de monos (en cuanto al uso del cerebro se refiere), o por lo menos tendríamos menos peligro, ya que no dispondríamos de tecnología que nos facilitase el trabajo para destruir nada.

Sarinai dijo...

Una vez leí en un libro y cito textualmente:
"...siempre hablamos de que hay que salvar la tierra, nosotros no podemos ni destruirla ni salvarla, simplemente podemos salvarnos a nosotros."

Es totalmente cierto

Villanis dijo...

Pues sí, no somos nada y lo peor de todo es que nos creemos que somos algo. En fin, patético.

julio-entuinterior dijo...

¡Huy!, pues menos mal que dices ser optimista que si no....
No se lo que seremos comparándonos con el universo, si una mota de polvo o menos. Lo que si se, como dices es que un día moriremos, pero hasta entonces estarmos vivos y podremos sentir y disfrutar de sensaciones que ninguna estalactita o el universo entero podrá disfrutar.
Así que no me cambio por ninguna otra cosa que exista, ¿Y tú?

Un beso con cariño

P.D.
La verdad es que jo.. que haya gente así

Gemuina dijo...

Bueno Azu, la verdad que la comparción que haces es bastante dura, pero piensoq ue una forma de quitarle improtancia a las cosas isn importancia, por supuesto.
A mí la veda que las personas pedantes me repatean la priemra vez que las conozco, aunque luego la verdad qu nos e peude juzgar por la primera impresión, quizás es su forma de hablar y no se sienten superiores tod@s ell@s, pero eso te das cuenta con el tiempo.
Besos

David dijo...

Odio sentirme tan pequeño...

Llanura Pampeana dijo...

Sí, los pedantes suelen ser así.


Hay novedades por la llanura. Su visita será más que bienvenida.

javi h dijo...

Somos el tiempo que se nos da para vivir, nada más y nada menos.
Sobre lo de la gente que arranca estalactitas... penoso, en todas las cuevas en las que he estado siempre nos dicen lo mismo, y siempre hay algúnt tonto que hace lo que le da la gana
[vaya post transcendental que te has marcao hoy, no?]

javi h dijo...

Tengo un meme para ti ;)