sábado, marzo 22, 2008

Horton, Matsuri y librotes

Anteayer fuimos al cine a ver Horton (a veces canta ser los únicos que van sin críos a ver pelis de 3D, pero no entiendo por qué hay que usar las escusa de ir con los peques a ver algo que puede gustarte) A mí me gustó, a Ser no. Me sigue gustando más Ice Age (por cierto, pusieron el trailer - Scratch básicamente, para Forest, la ardillita- de la tercera y me tiene buena pinta) pero me reí. Horton es bastante infantil, pero tiene alguna ida de olla, en plan frikada que me hizo gracia, y está bastante bien hecha (mejor, la nuestra ;p, claro está)
Y ayer con mi hermana y cuñao al Matsuri, aún les debía invitación por mi cumple. El baby se quedó con la abuela postiza (y ella más feliz que una perdiz) He ido tres veces a este restaurante, Matsuri, y me gusta mucho. La comida es oriental en general, pero tiene una gran variedad de platos japoneses, casi más que un japonés en toda regla. El sashimi está muy rico, la vieira hokayaki de vicio, al igual que el salmón teriyaki, la carne especial, y bueno, las mil y una cosas que he probado ahí están deliciosas. Que se lo digan a Olguita, que cada vez que vamos acabamos casi con dolor de barriga de tanto comer. Otro punto a su favor es la amabilidad del servicio y que casi siempre hay sitio para aparcar fuera. Y la única pega es que si vas con gente el punto romanticón que te ponen con tan escasa luz y tantas velas te hace sentir un cegato: con la parejita puede ser algo muy mono, pero prefiero ver algo, con sinceridad. Los precios están bastante bien para tener tanta comida japonesa, y además tiene mucha variedad también en otras comidas orientales (pero mucho más ricas que las de un chino normal) Siempre que he pedido algo raro, me ha sorprendido por lo rico que estaba.

Hace que no cambio los libros de al lado y ya me he leído dos más que el que tengo al lado. Ese, por cierto, novela sobre las vivencias de un nazi alemán, no estuvo mal, a veces se me hacía pesado tanta frase en alemán, ruso... sin traducir y yo sin tener ni zorra de lo que decía (no podía llamar a Olga cada vez que saliera algo en su idioma patrio ni a Forest en alemán) Es larga, casi 1000 páginas, pero no se te hace tanto.
Después, ilusa de mí, por cambiar de tercio, me leí el famoso libro de "El niño con el pijama a rayas", no sé de qué narices me creía yo que trataba. Bueno, pues como su nombre hace ver (aunque las lerdis como yo no se dieran cuenta) va de dos niños, un niño alemán y un polaco. Y no cuento más. Es un cuentecito realmente tierno, escrito casi como si el autor fuera capaz de ver desde los ojos de un niño en realidad. Me gustó mucho, y se lee muy rápido.
El otro libro me lo regalaron por mi cumple, es raro, muy raro y aún estoy traumatizada por haberlo leído, algunos deberían dejar de tomar drogas para escribir.
Y por último, el que terminé anteayer fue "Brooklin Follies" que me ha gustado mucho pero no tanto como me esperaba después de decirme todo dios que es maravilloso, el problema de las espectativas...
Ahora estoy en duda sobre si empezar: "el soldadito de Dios" (sobre un terrorista musulmán obsesionado con acabar con Salman Rushdie) o "la tierra pura" (sobre un samurai) Al final el resultado será el mismo, porque me leeré los dos.

P.D. Me he enganchado al Hotel Dusk de la DS así que igual leo un poco menos ;P

8 comentarios:

Eva dijo...

Hola Foresita,

Horton queria yo ir a verla, lo de la ardillita me emociona, ya sabes que soy megafan de Scratch.

Lo del japo en Madrid me daria envidia pero como estoy en mi casa zampando como que no, me faltara otra cosa pero no comida. Ah y velas en mi casa tambien tenemos,lamparillo incluido desde hace una porrada de años que ni me acuerdo.

Ya me habias comentado lo del libro pero sigo pensando que son muchas paginas y yo soy muy vaga, me gusta lo facil, si tiene 6 mejor que 600, si es que no saben resumir!!! (hablo yo que resumo todo en dos palabras).

Y puestos a no saber que leer, leete la biblia en hebreo que no tiene desperdicio, ya se que te sabes el final, pero en semana santa es uno de los grandes hits en papel.

Jordi dijo...

Pues no te rías de lo de la Biblia que con tanta peli épico-bíblica más de una vez he tenido ganas de leerla.Desgraciadamente desde que un día se me ocrrió poner el portatil sobre la silla de trabajo y acercarla a la cama mis días de lectura se han ido al garete.Creo que me voy a tener que inyectar en vena un par de capitulos de El Señor de los Anillos cual adrenalina pulpfictionera.

Jose dijo...

Sigues convirtiendo tu blog en una guia eh!! Esta vez cine, restaurantes y libros. Algun complemento dominical se va a enfandar contigo, veras :p

Y di que si!! Reivindica poder ir a ver pelis sin niños!! Amos!! Ademas, quien dice que uno no lleva el niño dentro ;)

Eva dijo...

Fuahhh forest, fui a ver Horton y que decepcion, es tal cual para niños de 4 añitos. Se salvan algunos graficos que me molaron pero la peli en si es demasiado infantil, no hay color con otras como Ice Age.

Osukaru dijo...

La de Horton tiene sus puntitos graciosos. El momento homenaje al anime japonés es demencial, jajajaja!.

Eres adicta al Matsuri, tía!!. No te has parado a pensar que es posible que el cocinero le ponga alguna especie de sustancia adictiva a la comida, para que vuelvas a ir?. ;)

El Hotel Dusk mola mucho, me parece un juego bastante original, el problema es que al tener la targetita del demonio, no paro de probar juegos y realmente no acabo ninguno. :P

Un beso.

Azusa dijo...

Osu, me terminé el hotel Dusk el lunes (tenía fiesta en el curro) y me moló mucho, a veces se hace un poco pesado por las parrafadas que te meten, pero está chulo...
Y sí, el Matsuri es adictivo, qué comida tan rica tienen...

Leodegundia dijo...

Bueno hoy el tema, en su sección de libros, está muy interesante, tomo nota de ellos para mi próximo pedido a la librería.
Un abrazo.

la dama dijo...

Gracias por las recomendaciones. Ah, por cierto, feliz cumpleaños atrasados. Un saludo y hasta pronto.

La dama de Shalott