sábado, agosto 30, 2008

Otro cuentecico

No, esta vez no voy a contar más peripecias de nuestra rusa favorita. Pero sí tiene un poco de relación. Como me recordó mi hermana, hace muchos años, dos tiernas hermanitas hicieron algo similar, y no sería justo reírme sólo de la patosidad de Olga, pues yo también me reconozco como patosa empedernida, y lo he sido siempre hasta donde me alcanza la memoria.

Pues bien, hace muchos años, una pequeñuela (esto es, la que escribe) de unos 5 años (o por ahí, me imagino) estaba en casa del abuelito con su familia. Había llovido o habían regado, no lo recuerdo, sólo que debajo de la casa del abuelo había un huerto llenito de barro. Nadie sabe que narices se le había perdido a la dichosa niña, pero enfundada en sus botitas blancas de goma, fue directa a la zona embarrada. El resultado es que logró dar unos pocos pasos, pero al siguiente, se quedó incrustada en el barro sin posibilidades de escapar. A los gritos de la niña, acudió presta su hermanita (de unos 7 u 8 años) a ayudarla, creo que también enfundada en unas botas verdes (mi memoria no llega a tanto, pero me suena que eran de color verde oscuro) El resultado es que la ayudante también se quedó incrustada en el barro sin ocasión de dar un paso más. Al final, el que tuvo que acudir a salvar la situación y de paso a las hermanas metomentodo, fue el abuelo. Cogió a una con un brazo y a la otra con el otro, y se las llevó en volandas, dejando de momento, eso sí, los dos pares de botas dentro del barrizal. Supongo que alguien sacó las botas de ahí, y otro alguien las limpió con esmero, porque si mis recuerdos no son falsos, creo haber llevado esas botas blancas aún tiempo después.

7 comentarios:

kencho dijo...

que mania teneis todos con dejar el calzado en el barro.

Leodegundia dijo...

:-) Me imagino el susto que te llevasta al ver que no te podías mover y más cuando la rescatadora se quedó tan atrapada como tú. ¡Menos mal que allí estaba el abuelo!
Un abrazo

Eva dijo...

Forest, yo creo que has hecho cosas peores.

Jose dijo...

Ains!! Si es que estas hermanas pequeñuelas... que irian a hacer en el barro!!! :p

Pero bueno, la moraleja es que los abuelos siempre se preocupan por los pequeñuelos, verdad??

pijomad dijo...

arenas movedizas... miedo me daban

Llanura Pampeana dijo...

"Abuelito, dime tú..."

Jordi dijo...

¿¿Tan jóvenes y pensando ya subliminalmente en peleas de barro??Si esque las chicas de hoy en día sois siervas de Satán.