viernes, enero 15, 2010

Cosas que alguna vez estuve segura de conocer

Me resulta curioso conocer cosas nuevas y/o que contradicen a otras que no sólo daba por hecho, sino que incluso me las llegaron a inculcar así diversos profesores de mi infancia como una ley y que yo creía ciegamente. A ver qué niño de mi época no creía a pies juntillas casi cualquier cosa que decía su maestro y la tomaba como un axioma.

Por ejemplo, una profesora nos dijo que Cervantes y Shakespeare murieron el mismo día y yo lo tuve como ley hasta que años después leí en un libro de curiosidades que en realidad Cervantes murió el 23 de abril del calendario gregoriano y Shakespeare el 23 de abril del calendario juliano. Incluso si buscas un poco más, en varios lugares se dice que Cervantes murió realmente el 22 y fue enterrado el 23.

Tampoco es muy verosímil que Galileo dijera "Eppur si muove" (y sin embargo, se mueve) justo ante el tribunal de la Inquisición después de decir que sí, hale, que la Tierra no giraba alrededor del Sol. Se cree que en realidad esa frase la dijo en otro momento (si la dijo). De hecho, no falleció a manos de la Inquisición, como se solía decir, sino que estuvo en una especie de arresto domiciliario (en varios lugares: residencia de la Inquisición, en la Villa Médici...) y murió a la nada desdeñable edad para la época de 78 años y en su propia casa.

Aún hay quien sigue creyendo que Nerón fue el que provocó el gran incendio de Roma, siendo alimentada la leyenda en gran parte, por el cine (como Quo Vadis, donde el emperador tocaba la lira felizmente mientras veía arder la ciudad) Nerón se encontraba en Anzio cuando comenzó el incendio y al enterarse se apresuró a regresar para organizar las labores de extinción enviando a sus soldados para que lo apagasen, realojando familias damnificadas...

También antes se creía que hasta que en la Antiguedad la gente creía que la Tierra era plana (hasta que Colón fue a América convenciendo a la gente de la esfericidad de nuestro planeta) pero esto no es cierto. Ya se sabía que la Tierra era redonda por lo menos desde la Antigua Grecia. En la Edad Media, por ejemplo, hay numerosas representaciones del Niño Jesús, sujetando una bola que simboliza la bola del mundo, y muchos eruditos anteriores y personajes tan dispares como Aristóteles, Ptolomeo, Santo Tomás... ya lo habían dicho así.

Supongo que a veces las leyendas hacen más atractivos a algunos personajes y/o anécdotas y resulta más divertido creerlo así que buscar un poquito de información. Aunque quién me dice a mí que, a pesar todo, algunas de ellas no podrían ser más reales que un montón de datos buscados por ahí ;PPPP


9 comentarios:

Aurora dijo...

Interesante post. La verdad todo lo que has dicho a mi me sonaba, y no sabía que todo era diferente por no decir mentira. Está bien saberlo. donde buscas estas cosas??? buen finde

David dijo...

Claro, y ahora me dirás que los reyes son los padres, y que el ratoncito pérez no existe ;-)

Jose dijo...

Yo siempre habia oido lo de Cervantes y Shakespeare, pero con la matizacion de que en los distintos calendarios. Creo que la historia es que no todos los paises lo implataron a la vez o algo asi.

Respecto a lo de los antiguos y la tierra plana, vi hace poco un señor que iba por colegios haciendo un sencillo experimento, realizado en esa epoca, que hasta calculaba el tamaño de la tierra mediante las sombras del sol y trigonometria...

En cambio, lo de Neron, no lo sabia. Me lo apunto a la lista ;)

Me parece interesante estas cosas, y ver que no siempre las cosas son como creemos... y que tenemos que estar abiertos a modificar nuestra manera de pensar :)

Azusa dijo...

Aurora, en varios libros de curiosidades históricas (tengo unos cuantos, la verdad), en revistas como Muy Interesante (o Muy Historia, Clio...) y cómo no, en blogs y webs de internet...

Martha dijo...

Lo de Cervantes y Shakespeare ya lo sabía...pero con lo demás me has abierto los ojos!

Joer...lo que esconderá la historia...

Besicos!

Anónimo dijo...

Me encanta, me seduce, me fascina, me maravilla tu post. Todos estos chismorreos me gustan, porque te aclaran muchas cosas que te has creido y no has dudado de su veracidad por venir de quien venia.

Lo de Cervantes y Shakespeare ya hubo "alguien" que me lo aclaró

En cuanto al incendio de Roma, como bien dices, Nerón estaba en Ancio evitando el calor insoportable de Roma. El no incendió Roma, pero tenía un tal Tigelino a su lado que hacía todo lo que Nerón insinuaba. Hasta aquí la película.
El autor del libro, fuente de la película, Henrik Sienkiewicz premio Nobel de Literatura en 1905, intentó crear un paralelismo político - religioso de la problemática existente en el mundo del siglo XX y la existente en la Roma de Nerón , Con un marcado caracter religioso. Y te digo una cosa, no tiene nada que ver la película con la novela.

Era mi libro de mesita de noche, lo habré leido ciento y pico de veces, en mi época puber. Un abrazo.Guillermina

Jordi dijo...

Creo que es mucho peor que tomar como modelo de credibilidad a tu profesor el tomar a tus padres.Aún recuerdo cuando se me picó todo un compañero de clase ahí por sexto de EGB porque yo le decía que los gusanitos eran arroz tostado e inflado y él decía que eran espuma de patata inflada (porque se lo había dicho su madre , y si lo decía su madre era verdad)

Azusa dijo...

Yo creía que eran de maíz, y también me lo dijo mi padre... Pero él con conocimiento de causa que como era agricultor curraba para una cooperativa hace años cosechando maíz donde hacían los de la marca RISI, creo, ya no me acuerdo, le preguntaré... ;PPP

Azusa dijo...

No, son Aspil