jueves, marzo 15, 2007

Malentendidos

En el restaurante La Nicoletta, cenando, mi amiga Vir me presenta a un amigo suyo danés.
Yo digo mi nombre tras los dos besos de rigor. Y el responde: Ole. Lo primero que se me pasa por la cabeza es que mi nombre pudiera sonar saleroso pero no tanto como para hacerle una ovación.
Después me sonrojo al recordar que Virginia me había dicho que el chico en cuestión tenía el nombre (poco común en España, claro está) de Ole.

8 comentarios:

LaIsla dijo...

Ala, que fuerte, se llama Ole??
jejeje..Ole!

Sandía dijo...

Jejeje, qué bueno!

Jose dijo...

Ains!! Como se nota que no os gusta el futbol...

Si no seguro que habriais oido del delantero noruego del Manchester apodado el asesino con cara de niño.

Para que luego digan que el futbol no es cultura, si se aprenden mazo de cosas con el :D

Polo dijo...

Sí sí, yo estoy con Jose. La de geografía que habré aprendido viendo de dónde son equipos de fútbol. Por 5 céntimos la respuesta, ciudades de Israel que no sean Tel Aviv: un dos tres, responda otra vez...

Azusa dijo...

Sí, que van los listillos, si además ya me sabía el nombre del chico, sólo que lo había olvidado. De primeras, choca...

Y Polo, por cierto, alguna me sé, pero por la Biblia de cría, Nazaret por ejemplo ;p

pijomad dijo...

Ja ja ja... ¡¡lo que no te pase a ti!!

la dama dijo...

La anécdota es muy graciosa...eso no pasa todos los días...Por cierto, es la primera vez que entro en tu blog y me gusta mucho el diseño que le has puesto.

Además, paseando por ahí me he encontrado un post tuyo del día 4 de febrero donde pones la canción de Chove en Santiago. Yo también la puse en su día en mi blog porque a mí también me encanta. Fue la primera que escuché de Luar Na Lubre y desde entonces soy una fan de ese grupo gallego.


Me alegro de encontrar a alguien con afinidad de gustos musicales.

Besos y feliz fin de semana
la dama de Shalott

Gemuina dijo...

Jajaja, menos mal que fue en Madrid y no en la feria de abril, pobre chico,vaya palo, pero qué nombrecito!!!