martes, julio 17, 2007

Salvamento en el Retiro

Quizás es que el Retiro es sitio para cosas curiosas, porque tras el hombre que intentó venderme su perro invisible, el increíble hombre abeto, el que hablaba a gritos a la pobre paloma que tenía agarrada en su mano... el otro día presencié un intento de salvamento de un gato como los típicos en las películas americanas...
El gato maullaba en el árbol, y abajo estaban dos (creo que) guardias del parque intentando hacerle bajar. Colocaron incluso una de estas vallas amarillas en diagonal apoyada sobre el árbol para intentar trepar por ella, usando las barras como peldaños de escalera... Al final, no sé qué pasaría, pues mi hora de la comida terminaba y tenía que volver al trabajo. Espero que el salvamento del gatico tuviera un final feliz...

Y aquí lo único que me dio tiempo a captar con el móvil:




13 comentarios:

Villanis dijo...

Ahora entiendo porque vas tanto al retiro... Y no es para ver al hombre abeto, no... es porque curras muy cerca, ainss...

Villanis dijo...

Ahh, y se me olvidaba: sobre el tema de las drogas, ahora entiendo porque te ofrecen tanto :P

Eva dijo...

¿comes en el retiro como los yupis de traje? que fuerte foresita!!!!, no me lo esperaba de ti...no te veo con los tacones imitación manolos tirada en el campo con el taperjuere en la mano

Eva dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jose dijo...

Si que pasan cosas si!! Al final vas a tener que hacer un blog aparte solo para contar lo que te pasa alli!

En fin, seguro que el gato logro bajar. Ademas, ya sabes que siempre caen de pie ;)

Polo dijo...

Qué inútiles, con lo fácil que hubiera sido llamar a Superman...

Osukaru dijo...

Situación típica americana con soluciones "a la española". Mira que colocar la valla de obras. Para haberse matado... hubiera sido peor el remedio que la enfermedad.

Haber dejado el gato en el arbol, que ya bajará. Es cuestión de física, todo lo que sube...

blankutxi dijo...

No me reí ni nada con lo del hombre-abeto :)
la última vez q fui a Madriz pasé por el retiro y el palacio de cristal q chulo

trizia dijo...

jajajajajajajaja, que bueno!!! hay que ver que cosas mas curiosas ocurren en el Retiro jamia juassssss.

Un besito

Mosky dijo...

¿¿¿Intentó venderte a su peeeerroooo??? ¡Qué animal! Me da igual que fuera invisible, ¡era su perro! Nosotros también tenemos nuestro corazoncito :(

Azusa dijo...

Mosky, no te preocupes, que al final me dijo que me lo regalaba, aunque tuve que rechazarlo cortésmente...

Harlem dijo...

Jajajaja, me ha hecho cantidad de gracia lo del perro invisible, debes pasar unos ratos muy entretenidos y divertidos ahí en el Retiro XD

pijomad dijo...

Mañana me hago rescatador de gatos del retiro...